Nuestra provincia

En México somos cinco Provincias:

  • Santo Evangelio.
  • San Pedro y San Pablo de Michoacán.
  • Santos Francisco y Santiago.
  • Beato Fr. Junípero Serra.
  • San Felipe de Jesús.

La Provincia «“ San Felipe de Jesús”, fruto de la acción misionera  de la  Provincia  Santo Evangelio, intenta cumplir su misión evangelizadora de una manera  mas inculturada  y comprende los estados federados de Campeche, Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo». (EEPP, Art. 1). Estos cinco Estados se ubican en el Sur-Sureste de la república mexicana.

Historia

Antes de la llegada de los españoles, Mesoamérica era un vasto territorio con una gran diversidad de culturas. Los mayas desarrollaron su cultura en lo que hoy es la Península de Yucatán y parte de los estados de Chiapas y Tabasco; además, los países centroamericanos de Guatemala, Honduras, Belice y parte de El Salvador. También se desarrollaron otras culturas como los olmecas, los zoques y los popolucas.

culturas-mesoamericanas-1024x633

El sureste

México es un pueblo en la historia; una porción de este México es el Sureste, donde nació la Provincia “San Felipe de Jesús”. Hasta el presente, el Sureste es de las porciones más empobrecidas del país, de él somos parte los Hermanos menores de esta Provincia Franciscana. El territorio donde está inserta la provincia tiene 9,036,583 habitantes.

oie_transparent

La riqueza cultural

Además de la cultura mestiza, son varias las culturas que conviven en esta región de nuestro país: mayas, tzeltales, tzotziles, choles, tojolabales, mames, zoques.
La riqueza cultural de los cinco Estados que integran nuestra Provincia se manifiesta en la diversidad de pueblos, costumbres, expresiones populares y religiosidad. Tanto en el ambiente urbano como en el rural, se viven valores humanos y culturales excepcionales, como el trabajo, el sentido comunitario y solidario, la apertura a lo trascendente y la creatividad.

En las últimas décadas, nuestros pueblos se han visto fragmentados en su esencia por diversas causas, a tal grado que muchas de nuestras costumbres y valores tienden a desaparecer.

Somos parte de un pueblo profundamente religioso, esto lo heredamos desde la población ancestral y precolombina.

historia_provincia